Pº Fernando El Católico 26 6 Izq. 50009 Zaragoza -

976563818

Regimen especial del criterio de caja en el IVA

11 de Mayo de 2015

EL NUEVO REGIMEN ESPECIAL DEL CRITERIO DE CAJA EN EL  IVA.

 La Ley 14/2013, de 27 de septiembre, de apoyo a los emprendedores y su internacionalización y el Real Decreto 828/2013, de 25 de octubre, que entre otros, modifica el Reglamento del Impuesto sobre el Valor Añadido, han dado lugar al nacimiento de un nuevo régimen especial en el Impuesto sobre el Valor Añadido, el llamado Régimen especial del criterio de caja.

 La Ley dice que este régimen podrá aplicarse por los sujetos pasivos que cumplan los requisitos subjetivos y opten por su aplicación en los términos que se establezcan reglamentariamente. El Reglamento establece que la opción deberá ejercitarse, mediante la correspondiente declaración censal, al tiempo de presentar la declaración de comienzo de actividad, o bien, durante el mes de diciembre anterior al inicio del año natural en el que deba surtir efecto. Por tanto, como la entrada en vigor de este nuevo régimen especial es el 1 de enero de 2014, aquel contribuyente que quiera acogerse en el ejercicio 2014 a este régimen especial, deberá ejercitar la opción en el mes de diciembre de 2013.

 La opción se entenderá prorrogada salvo renuncia. Esta renuncia tendrá una validez mínima de 3 años.

 ¿Quiénes pueden optar y aplicar el régimen especial del criterio de caja?

 Podrán aplicar este régimen especial los sujetos pasivos del impuesto cuyo volumen de operaciones durante el año natural anterior no haya superado los 2.000.000 de euros. Para su cómputo, las operaciones se entenderán realizadas cuando se hubiera producido el devengo del IVA si no les hubiera sido de aplicación el régimen especial. Para este cálculo el devengo coincidirá normalmente con la expedición de la factura correspondiente.

 Cuando el sujeto pasivo hubiera iniciado la realización de actividades empresariales o profesionales en el año natural anterior, el importe del volumen de operaciones deberá elevarse al año.

 Cuando el sujeto pasivo no hubiera iniciado sus actividades en el año natural anterior, podrá aplicar este régimen especial en el año natural en curso.

 Se excluyen los sujetos pasivos cuyos cobros en efectivo respecto un mismo destinatario durante el año natural superen la cuantía de 100.000 euros.

 ¿A qué operaciones podrá aplicarse el régimen especial del criterio de caja?

 El régimen especial se referirá a todas las operaciones del sujeto pasivo realizadas en el territorio de aplicación del impuesto

 No podrán acogerse a este régimen especial y por tanto se excluyen:

 a)   Las acogidas a los regímenes especiales simplificado, de la agricultura, ganadería y pesca, del recargo de equivalencia, del oro de inversión, aplicable a los servicios prestados por vía electrónica y del grupo de entidades. La exclusión es obvia, pues en estos regímenes especiales el sujeto pasivo o no esta obligado a declarar por IVA (régimen especial de agricultura, recargo de equivalencia, oro de inversión), o la cuota de IVA repercutido le viene impuesta por módulos (régimen simplificado).

 b)   Las entregas de bienes exentas a las que se refieren los artículos 21, 22, 23, 24 y 25 de la Ley  de IVA (exportaciones y entregas intracomunitarias de bienes que están exentas de IVA).

 c)    Las adquisiciones intracomunitarias de bienes. En este caso el IVA repercutido y soportado se declaran simultáneamente, no existiendo un cobro y pago real de la cuota de IVA.

 d)   Aquellas en las que el sujeto pasivo del impuesto sea el empresario o profesional para quien se realiza la operación conforme artículo 84.Uno.2º, 3º y 4º (supuestos de inversión del sujeto pasivo). Igual que el supuesto anterior.

 e)    Las importaciones y las operaciones asimiladas a importaciones. La cuota de IVA se devenga y, por tanto, es deducible en el momento de su pago.

 f)     Aquellas a las que se refieren los artículos 9.1º y 12 (autoconsumo de bienes y servicios).

 ¿Cuándo se produce el devengo de las operaciones a las que sea de aplicación el régimen especial del criterio de caja?

 La cuota de IVA repercutido del impuesto se devengará:

  En el momento del cobro total o parcial del precio por los importes efectivamente percibidos.

  El 31 de diciembre del año inmediato posterior a aquel en que se haya realizado la operación si el cobro no se ha producido.

  Esto comporta la siguiente obligación: Deberá acreditarse el momento del cobro, total o parcial, del precio de la operación.

  El Reglamento establece que los sujetos pasivos acogidos al régimen especial de criterio de caja deberán incluir en el libro registro de factura expedidas, además de  consignar los datos propios de la factura como se viene haciendo hasta ahora, la siguiente información:

 1º las fechas del cobro, parcial o total, de la operación, con indicación por separado del importe correspondiente, en su caso.

 2º  Indicación de la cuenta bancaria o medio de cobro utilizado, que pueda acreditar el cobro parcial o total.

 ¿Debe repercutirse el impuesto en el momento de expedir la factura por las operaciones a las que sea de aplicación el régimen especial del criterio de caja?

 La repercusión del Impuesto en las operaciones a las que sea de aplicación este régimen especial deberá efectuarse al tiempo de expedir y entregar la factura correspondiente, pero se entenderá producida en el momento del devengo de la operación determinado conforme a lo dispuesto en la pregunta anterior, es decir, en el momento del cobro parcial o total.

 ¿Cuándo nace el derecho a la deducción de las cuotas de IVA soportadas en el régimen especial del criterio de caja?

 Los sujetos pasivos acogidos al régimen podrán practicar la deducción de las cuotas de IVA soportadas en los términos establecidos en el Título VIII de la Ley de IVA con la particularidad de que el derecho a la deducción nace:

  En el momento del pago total o parcial del precio por los importes efectivamente satisfechos. 

  El 31 de diciembre del año inmediato posterior a aquel en que se haya realizado la operación si el pago no se ha producido.

  Esto da lugar al nacimiento de la siguiente obligación: Deberá acreditarse el momento del pago total o parcial del precio de la operación.

 El Reglamento establece que los sujetos pasivos acogidos al régimen especial de criterio de caja deberán incluir en el libro registro de factura recibidas, además de  consignar los datos propios de la factura como se viene haciendo hasta ahora, la siguiente información:

 1º las fechas del pago, parcial o total, de la operación, con indicación por separado del importe correspondiente, en su caso.

 2º  Indicación del medio de pago por el que se satisface el importe parcial o total de la operación.

  El derecho a la deducción solo podrá ejercitarse en la declaración-liquidación relativa al periodo de liquidación en que haya nacido el derecho a la deducción de las cuotas soportadas o en las de los sucesivos, siempre que no hubiera transcurrido el plazo de cuatro años, contados a partir del nacimiento del mencionado derecho.

¿Cuál es el importe a pagar de IVA en este régimen especial?

 La cantidad a pagar será la diferencia entre el IVA cobrado y pagado.

 ¿Que mención especial deben incluir las facturas emitidas por los sujetos pasivos acogidos al régimen especial de criterio de caja por las operaciones incluidas en el mismo?

 El sujeto pasivo acogido a este régimen especial deberá incluir en sus facturas emitidas a las que sea de aplicación el régimen especial del criterio de caja, la mención “régimen especial del criterio de caja”

 ¿Por qué incluir esta mención en las facturas expedidas por sujetos pasivos acogidos a este régimen por las operaciones incluidas en el mismo?

 Porque la Ley 14/2013, de 27 de septiembre, de apoyo a los emprendedores y su internacionalización y el Real Decreto 828/2013, de 25 de octubre introducen un sujeto pasivo afectado por esta normativa y, es aquel que, a pesar de no haberse acogido al régimen especial sea destinatario de las operaciones incluidas en el mismo.

 ¿Cuándo nace el derecho a deducir para los destinatarios de las operaciones afectadas por el régimen que, sin embargo, no estuvieran acogidos al mismo?

 En el caso de los sujetos pasivos no acogidos al régimen pero que sean destinatarios de las operaciones incluidas en el mismo, el derecho a la deducción de las cuotas soportadas por esas operaciones nace:

 En el momento del pago total o parcial del precio por los importes efectivamente satisfechos.

  El 31 de diciembre del año inmediato posterior a aquel en que se haya realizado la operación si el pago no se ha producido.

  A estos efectos, deberá acreditarse el momento del pago, total o parcial, del precio de la operación.

 Por las facturas recibidas afectadas por este régimen especial deberán incluir en el libro registro de factura recibidas, además de  consignar los datos propios de la factura como se viene haciendo hasta ahora, la siguiente información:

 1º las fechas del pago, parcial o total, de la operación, con indicación por separado del importe correspondiente, en su caso.

 2º  Indicación del medio de pago por el que se satisface el importe parcial o total de la operación.

 ¿Qué consecuencia puede tener para los sujetos pasivos no acogidos  o excluidos del criterio de caja que sean destinatarios de operaciones incluidas en este régimen?

 A los sujetos pasivos excluidos del régimen especial del criterio de caja o aquellos que por diversas razones no se hayan acogido al mismo, que sean destinatarios de operaciones incluidas en este régimen, les afectará del siguiente modo:

  Las cuotas de IVA repercutido se devengaran en el momento de la fecha de la operación o de la emisión de la factura aunque no se haya producido su cobro.

  Las cuotas de IVA soportado de facturas recibidas de proveedores no acogidos a este régimen especial se deducirán con la recepción de la factura correspondiente, independientemente del momento de su pago.

  Para aquellas facturas recibidas de proveedores acogidos a este régimen especial con la mención “régimen especial del criterio de caja”, la deducción de su cuota de IVA solo podrá realizarse en el momento del pago total o parcial.

  Esto puede dar lugar a desequilibrios de tesorería en estos sujetos pasivos destinatarios de estas operaciones.

 ¿Qué sujetos pasivos están excluidos del régimen especial del criterio de caja?

 Aquellos sujetos pasivos que su volumen de operaciones durante el año natural anterior hayan superado los 2.000.000 de euros.

 ¿Qué sujetos pasivos pueden estar excluidos del régimen especial del criterio de caja por la naturaleza de sus operaciones?

 Aquellos que realicen exclusivamente operaciones acogidas a los regímenes especiales de:

 Régimen simplificado de IVA

Régimen especial de la agricultura, ganadería y pesca.

Régimen especial del recargo de equivalencia

 ¿A que sujetos pasivos puede interesarle el régimen especial del criterio de caja?

 Dependerá de cada actividad y de la gestión que cada empresario haga de la misma, sobre todo en lo referente a la gestión de cobros y pagos. En mi opinión, será interesante este régimen especial para aquellos sujetos pasivos del impuesto cuyo plazo medio de cobro sea muy superior a su plazo medio de pago, no siendo interesante para aquellos cuyo plazo medio de cobro sea inferior a su plazo medio de pago.

 No interesará acogerse a este régimen especial de caja a todo empresario, persona física o jurídica, cuyas ventas o ingresos se realicen al contado, como por ejemplo: Comercio al por menor, hostelería, peluquerías, etc., y demás actividades de venta contado. Tampoco será interesante acogerse en aquellas actividades de prestación de servicios en los que se pacta una cuota mensual, como por ejemplo: servicios de vigilancia, asesoramiento, arrendamientos, instalaciones deportivas, etc., y, en general, empresas cuyo plazo medio de cobro es igual o inferior a su plazo medio de pago.

 Aspectos críticos del régimen especial del criterio de caja del IVA.

 Coste administrativo por las obligaciones formales adicionales establecidas por el Reglamento en los libros registro de facturas emitidas y recibidas, que requieren un control administrativo que en la práctica puedan provocar una escasa opción por este régimen.

 Efectos del régimen especial de criterio de caja a sujetos pasivos que no han optado por dicho régimen especial, que no podrán deducir el IVA soportado que le hayan repercutido proveedores que sí estén en criterio de caja hasta que no se haya producido el pago efectivo, complicando enormemente el control y gestión administrativo del IVA, para controlar el desfase entre el momento que en que se soporta el IVA en factura (recepción de la factura) y el momento en que éste es deducible, momento del pago total o parcial.